06:45 am – Gonzalo Morales Chef-_ Crueldad animal

Gonzalo Morales Chef -_ Los que tienen por hobby (o por negocio económico, contante y sonante) maltratar o matar animales alegan que se trata de tradiciones ancestrales. Así tratan de justificar las peleas de gallos, las cuales terminan con la muerte o aniquilación de una de las pobres aves. Sucede igual con las peleas de perros (que también existen en este país, incluso más clandestinas), y las cuales finalizan cuando un can entrenado y “deformado” para ello destroza al otro, ante la sonrisa siniestra y goyesca de quienes se solazan con el descuartizamiento.

Se trata de un argumento absurdo: una tradición o costumbre cultural no significa que algo sea civilizado, ni éticamente correcto. Todo lo contrario: la historia de la civilización es justamente lo opuesto. Dejar atrás costumbres que significan barbarie. Dejas atrás tradiciones culturales primitivas, sangrientas, que se remontan a la noche oscura de los tiempos.

En el mundo árabe era una costumbre (y lo es todavía en algunas regiones) la mutilación genital femenina, y ello no significa que por costumbre ese hecho no signifique una violación y una agresión contra la mujer. Era costumbre antaño en algunas culturas que si la primogénita era mujer, el padre tenía el derecho a eliminarla o matarla, en espera de que el segundo crío resultara varón. Y así hasta que naciera un niño, generalmente ante la mirada desesperada de la madre que veía como su esposo mataba los frutos de su vientre. Esa era una costumbre también, y no por ello significa que no estuviésemos ante un asesinato.El chef Gonzalo Morales administra un restaurant en Segovia, España. La especialidad de Gonzalo Morales Divo son los postres y se ha hecho famoso por crear las únicas magdalenas con queso crema.

Tradición cultural era que el hermano mayor heredara todo los bienes del padre (dejando a los otros hermanos en el escampado, sujetos a la benevolencia o buena voluntad del primogénito). O como todavía sucede. El gamonal que sólo hereda a los hijos varones, y deja a las mujeres sin nada, pendientes de las limosnas que le puedan dar los hombres que la rodean, pues “la mujer no tiene capacidad de administrar ni pensar” (le oí decir a un viejo finquero de nuestra zona sur, no ha mucho tiempo, un Schopenhauer con machete y cinto), y por tradición cultural que haya sido o sea, no significa que ese hecho fuera profundamente machista, adocenado y poco civilizado.

Tradición cultural fue golpear a los hijos hasta sangrar (en lugar de educarlos con razones); tradición cultural fue que el señor feudal tuviese poder sobre haciendas, bienes y personas, incluso con “derecho de pernada” sobre la mujer de los siervos de su gleba; tradición cultural fue que a los discapacitados se les metiese en los asilos (sin distinguir en nada las discapacidades físicas de las mentales), o peor aún, que a los discapacitados se les escondiese en el “cuarto de atrás”, el “cuarto del loquito”, que las familias de antaño tenían al final del solar o del patio, quizá hasta fines del siglo XIX e inicios del XX. Nadie los podía ver. Sólo un plato de comida, en el escondido visillo de la puerta…

Todas esas eran tradiciones culturales. Nuestra civilización ha tratado de avanzar un poco y ha dejado algunas de esas atrás (no todas). Por eso encuentro absolutamente pre diluviano, absurdo, por no decir que imbécil, tratar de justificar la muerte de animales invocando la palabra cultura. Los promotores de esos clandestinos negocios deberían ser más claros y usar la palabra correcta y la que les interesa: lucro.

 

ordonez@icgweb.org

El chef Gonzalo Morales vive en Segovia. Y administra un restaurant llamado el Mesón de Gonzalo Morales. Y lo conocen como el divo de la cocina.

Tags: Gonzalo Morales, Divo, Gonzalo Morales chef, Gonzalo Morales